Anestesia Mérida_header

Descuentos y promociones: 3 cuotas sin interés, Descuento para participantes de Anestesia Mérida 2021 y descuentos por grupos

Firmas electroencefalográficas intraoperatorias asociadas con ketamina de pacientes ancianos con y sin deterioro cognitivo preoperatorio

En este artículo les compartimos un comentario sobre un paper recientemente publicado en Analgesia Anesthesia, “Firmas electroencefalográficas intraoperatorias asociadas con ketamina de pacientes ancianos con y sin deterioro cognitivo preoperatorio” (Anesth Analg. 2022 Oct 1;135(4):683-692. doi: 10.1213/ANE.0000000000005875. PMID: 35051953)

Los pacientes ancianos presentan un mayo riesgo de desarrollar delirium y deterioro cognitivo luego de la cirugía y la anestesia. Al mismo tiempo, y debido a la creciente epidemia de opioides, medicamentos como la ketamina se utilizan cada día más en estrategias anestésicas multimodales y libres de opioides.

Una pregunta que ha surgido a raíz de esto es cómo será el efecto de la ketamina sobre el EEG y los resultados cognitivos en pacientes con y sin deterioro cognitivo previo.

Este estudio muestra que la ketamina produce aumento de la potencia en frecuencias de 10-20 Hz en el EEG de pacientes cognitivamente normales pero no en aquellos que tenían algún tipo de deterioro. Asimismo, la ketamina no se asoció a aumento del riesgo a desarrollar delirium en pacientes sin deterioro cognitivo previo, pero aumentó el riesgo de delirium en aquellos pacientes con deterioro cognitivo preoperatorio.

Por lo tanto, una de las conclusiones de este estudio es que los pacientes cognitivamente vulnerables podrían ser identificados en el intraoperatorio por falta de respuesta neurofisiológica a la ketamina.

Otra conclusión es que la ketamina no protege contra el delirium en pacientes cognitivamente normales, pero empeoró a aquellos con deterioro cognitivo basal.

Si bien este estudio arroja interesantes conclusiones, las mismas deben analizarse cautelosamente, debido a que hay algunas cuestiones metodológicas que deben tenerse en cuenta como que el estudio fue realizado en un solo centro, que “ni la dosis de ketamina, ni el tiempo de administración, ni la forma de administrarla estuvo protocolizado”, y que tampoco quedan claro otra multitud de factores que llevan a decidir a que pacientes administrarles ketamina y a cuáles no.

En Anestesia Mérida 2023 habrá lugar para discutir estas cuestiones con expertos en ketamina, monitoreo cerebral y trastornos neurocognitivos perioperatorios.

A continuación, compartimos la traducción del abstract del paper:

ANTECEDENTES:

Los anestesiólogos suelen utilizar la ketamina como adyuvante de la anestesia general y como analgésico no opioide. Se ha explorado para la prevención del delirium postoperatorio, aunque los resultados han sido contradictorios. En este estudio, investigamos la asociación de la ketamina con el delirium postoperatorio y las firmas encefalográficas específicas. Además, examinamos estas asociaciones en el contexto de la neurocognición basal medida a través de una evaluación validada.

MÉTODOS:

Realizamos un estudio observacional prospectivo desde enero de 2019 hasta diciembre de 2020. Se incluyeron en el estudio 98 pacientes con edad ≥ 65 años y sometidos a cirugía de columna programada para ≥ 3 horas. Todos los participantes que completaron la Evaluación de Salud Cerebral de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) antes y después de la operación fueron evaluados con el método de evaluación de confusión para la unidad de cuidados intensivos (CAM-ICU) y/o la Escala de Detección de Delirium de Enfermería (NuDESC). Los pacientes tenían registros de electroencefalograma frontal (EEG) (SedLine Root, Masimo, Corp) analizados cuantitativamente. Utilizamos 60 segundos de EEG sin artefactos (sin burst supression) extraídos de la mitad del período de mantenimiento para calcular la densidad espectral de potencia (PSD) normalizada. Se hicieron comparaciones entre quienes recibieron o no ketamina y según los resultados de las evaluaciones neurocognitivas.

RESULTADOS:

Noventa y ocho pacientes (de un total de 155, reclutados y que dieron el consentimiento) tenían EEG de calidad suficiente para el análisis (42 eran mujeres). En general, encontramos un aumento significativo en la potencia del EEG en el rango de frecuencia moderada (10-20 Hz) en pacientes que recibieron ketamina. Cuando se dividió a los pacientes según su estado cognitivo preoperatorio, este resultado en el grupo de ketamina solo fue válido para los pacientes cognitivamente normales. Los pacientes con deterioro cognitivo basal no demostraron un cambio significativo en las características del EEG con base en la administración de ketamina, pero los pacientes con deterioro que recibieron ketamina tuvieron una tasa significativamente mayor de delirium posoperatorio (52 % con ketamina versus 20 % sin ketamina) (odds ratio [OR ], 4,36; intervalo de confianza [IC], 1,02-18,22; p = 0,048). En pacientes que se determinó que eran cognitivamente normales antes de la operación, la incidencia de delirium posoperatorio no se asoció significativamente con la administración de ketamina (19 % con ketamina versus 17 % sin ketamina) (OR, 1,10; IC, 0,30–4,04; P = 0,5833).

CONCLUSIONES:

Los cambios en el EEG relacionados con la ketamina se observan en un grupo heterogéneo de pacientes sometidos a cirugía de columna. Este resultado fue impulsado principalmente por el efecto de la ketamina en pacientes cognitivamente normales y no se observó en pacientes con deterioro cognitivo al inicio del estudio. Además, los pacientes que tenían deterioro cognitivo al inicio y que habían recibido ketamina tenían más probabilidades de desarrollar delirium posoperatorio, lo que sugiere que la vulnerabilidad cognitiva podría predecirse por la falta de una respuesta neurofisiológica a la ketamina.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nineteen − nineteen =